El presente y el futuro de la educación [Editorial]

¿Cuál será el destino de la educación peruana luego de la huelga de maestros? ¿Volveremos a lo mismo o tendremos soluciones con una mirada del presente y con una respuesta para un mejor futuro? Al final, es la sociedad la que termina perdiendo si es que no se logran consensos y soluciones integrales, no solo a la demanda docente, sino a la realidad que viven los niños, niñas y adolescentes de nuestro país.

Hoy vivimos una huelga de docentes en gran parte del país que parece no tener fin, en donde no se llegan a acuerdos. No cabe duda que las condiciones de vida y laborales de los maestros peruanos son paupérrimas en su mayoría. Si bien las estadísticas nos reflejan datos de la situación del magisterio, nuestra experiencia como estudiantes nos acerca más a la realidad: ¿quién no recuerda que sus profesores suelen trabajar en dos o más lugares, ejerciendo labores distintas a su profesión durante fines de semana -perjudicando su vida personal y familiar- para poder obtener un mínimo de calidad de vida, que otras profesiones pueden alcanzar ejerciendo menos horas laborales?

sueldo-justo
Fuente: Radio Excelente.

Sin embargo, el problema de la educación en el Perú no sólo se trata de los salarios.  El sistema educativo ha entrado en decadencia hace años por diversas razones, pero sobre todo porque la educación había dejado de ser una prioridad en la agenda nacional, hoy nuevamente en la palestra por la evidente crisis que se vive. Si bien la oferta educativa, sobre todo la privada, se ha ampliado en los últimos años, la calidad educativa, tanto en términos de la enseñanza como de la gestión, ha bajado considerablemente. Nuevamente, la realidad nos salta a la cara: no siempre con una mayor oferta se va a conseguir la calidad y los resultados esperados. En este caso, el mercado no nos va a garantizar un país con educación de calidad y con los ciudadanos que se requieren para un Perú justo, equitativo y sostenible.

Desde hace dos gobiernos se ha tratado de hacer reformas en la educación básica regular a través de mejoras en la infraestructura educativa y, sobre todo, reformular la carrera pública magisterial, introduciendo un sistema de evaluaciones y ascensos que –para ser sinceros- ha sido representado avances pero no es suficiente. ¿Cuántos maestros tienen la posibilidad de capacitarse y actualizarse de manera adecuada? ¿Cuántos conocen realmente el Proyecto Educativo Nacional? ¿Cuántos se sienten motivados de seguir enseñando porque entienden su rol con el presente y el futuro del país?

Los maestros son pieza clave, pero no nos olvidemos que, al final, en el centro de la discusión están los niños, niñas y adolescentes que se educan con un fin: construir una sociedad mejor de la que hemos recibido. Necesitamos urgentemente que se generen liderazgos transformadores en el gremio magisterial que miren el presente y el futuro, no el pasado; que las carreras relacionadas a educación dejen de ser la segunda opción, necesitamos maestros con vocación, con el espíritu curioso por aprender y hacer más fuera de las aulas.

educacion peru
Fuente: Blog del Magisterio.

También necesitamos tomadores de decisiones que, con firmeza y responsabilidad, y con la participación de profesores, alumnos y padres de familia, finalmente propongan las medidas que permitan dar aquellos saltos hacia un mejor sistema educativo. El éxito de la reforma educativa será producto del trabajo de todos y todas.  No perdamos el horizonte, necesitamos que la educación –sobre todo la pública y gratuita- siga siendo un medio para salir adelante. Sólo conseguiremos eso si los acuerdos y consensos a los que se lleguen en estos días respondan a las necesidades presentes y futuras.

Anuncios