Denuncian depredación en el mar de Cabo Blanco por pesca ilegal de arrastre (*)

Cabo Blanco, la famosa caleta piurana de pescadores artesanales ubicada en el norte del país, celebró hace un mes sus 100 años de creación política. Al mismo tiempo, sin embargo, afronta diversos problemas. Uno de ellos es el relacionado con la pesca de arrastre ilegal: según el presidente de la Asociación de Pescadores Artesanales de Cabo Blanco, Carlos Chapilliquén, se han detectado unas 20 embarcaciones industriales que realizan esta actividad ilegal dentro de las cinco millas marítimas.

FRÁGIL. Cabo Blanco, una caleta icónica para la pesca deportiva y varios deportes acuáticos, es además una fuente de riqueza biológica bajo constante riesgo. (Foto: Ralph Zapata)
FRÁGIL. Cabo Blanco, una caleta icónica para la pesca deportiva y varios deportes acuáticos, es además una fuente de riqueza biológica bajo constante riesgo. (Foto: Ralph Zapata)
  • Extractores artesanales aseguran que naves de Paita, Sechura y Ecuador ingresan clandestinamente por las noches a las cinco millas marítimas. 

 

  • El mar de Cabo Blanco tiene una característica única en el mundo: la temporada de pesca dura todo el año.
“Nosotros nos dedicamos a la pesca artesanal de merluza y otras especies, como cabrilla y bonito. Pero todas las noches vemos cómo las embarcaciones industriales de Paita y Sechura vienen hasta acá y hacen pesca de arrastre de merluza. Arrasan con todo, no nos dejan nada”, denunció Chapilliquén.
Además de estas embarcaciones industriales, los pescadores de Cabo Blanco han detectado otras provenientes del extranjero (ecuatorianas, principalmente) que durante la noche extraen atún en zonas prohibidas.

Sin recursos ni personal

Sobre la presencia continua de pescadores ilegales ya ha sido alertado Oswaldo Serna, subgerente de Promoción de Pesca Artesanal del municipio de El Alto. Según el funcionario, estas denuncias han sido derivadas a la Dirección Regional de la Producción y a la Capitanía de Puerto de Talara.
Serna sostuvo que en los informes alcanzados a las autoridades competentes, se determina que existen siete zonas delimitadas dentro de las cinco millas marítimas en las que se lleva a cabo esta ilegal actividad.
“Ellos tienen desde el 2012 toda la información detallada, desde la gestión de la ex directora regional de Producción Teresa Cueva. Pero no han hecho nada. Es su responsabilidad”, comentó. Serna denunció, sin embargo, que la pesca de arrastre no solo la realizan embarcaciones industriales –como denunció el líder gremial–, sino que también estarían involucrados cerca de 30 pescadores artesanales de Cabo Blanco.
“Actualmente hay una pugna entre los mismos pescadores artesanales, debido a esta situación”, dijo el líder gremial.
El Comercio conversó con la actual directora regional de la Producción, Indira Fabián. Ella reconoció que existen limitaciones presupuestales y de personal para combatir la pesca ilegal de arrastre en la región Piura.
“Solo tenemos 15 inspectores para toda la región. En la provincia de Talara hay apenas tres, y no se dan abasto. En Cabo Blanco realizamos inspecciones de vez en cuando; no son constantes, como nos gustaría”, comentó.
Serían alrededor de 20 embarcaciones industriales y,al parecer, también artesanales las que realizan pesca ilegal de arrastre dentro de las cinco millas marítimas. La Dirección de Producción de Piura reconoce dificultades para controlar esta situación.

Riqueza biológica

En Cabo Blanco confluyen hasta tres corrientes marinas: una de aguas frías (Humboldt), otra cálida (El Niño) y una subcorriente (Cromwell) que eleva los nutrientes del mar hacia la superficie. Esto genera una enorme biodiversidad
marítima en esta parte del litoral norte del país. 700 pescadores artesanales operan actualmente en la caleta piurana de Cabo Blanco, aproximadamente. Muchos de ellos trabajan en familia.

A tomar en cuenta

Existe una propuesta de la asociación Inkaterra para crear la reserva marina Cabo Blanco-Banco de Máncora, un área natural protegida que conservará especies de flora y fauna existente en la zona, y promovería el ecoturismo como una actividad económica paralela a la pesca. 6,500 kilómetros cuadrados tendría esta reserva. La propuesta es actualmente evaluada en la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM). 2,000 kilos diarios de pescado se extraen diariamente en la caleta de Cabo Blanco, según estadísticas oficiales. En algunas temporadas la cifra llega a los 3 mil kilos diarios.

Abundante merluza

La especie que más se extrae en Cabo Blanco es la merluza, junto a la cabrilla, el mero, el ojo de uva, el tuno y el barrilete, entre otras. En el caso de la merluza, este pescado es utilizado principalmente para consumo directo en todo el norte del país.
(*) Noticia aparecida en El Comercio, abril 2015. Texto y foto por Ralph Zapata
Anuncios

Puedes comentar aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s