¿Estamos ante la Copa del Mundo más “verde”? (*)

(ABC Environment * ) El mundo entero está mirando cómo Brasil ha dado inicio a lo que están llamando la Copa del Mundo más sostenible de todos los tiempos con una victoria engañosa de 3 a 1 sobre Croacia, como engañosa puede ser su política ambiental. ¿Pueden realmente tener éxito en hacer la promocionada Copa del Mundo neutra en carbono?

Los paneles solares del Estadio Pernambuco, en Recife.
Los paneles solares del Estadio Pernambuco, en Recife. (Foto: joinmosaic.com)

 

Pero gran parte de la atención mediática que rodea a la competición fue amenazado de ser eclipsado por un armadillo. No cualquier armadillo, si no el elegido como mascota de los juegos, el armadillo de tres bandas, el cual perdió más de un tercio de su población en los últimos 12 años, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), y que los científicos han acusado a la FIFA de no proteger.

Esto se suma a las protestas por la corrupción y el traslado forzoso de personas de sus hogares en los grupos de bajo nivel socioeconómico.

La FIFA sostuvo que no tienen en mente suspender el campeonato; mientras se juegan los partidos, en las calles hay masivas protestas. (Foto: canchallena)
La FIFA sostuvo que no tienen en mente suspender el campeonato; mientras se juegan los partidos, en las calles hay masivas protestas. (Foto: canchallena)

 

Esta es la primera vez que la Copa había sido exhortada a comprometerse con el medio ambiente -de hecho, hasta ahora, los organismos internacionales, como el Programa de Estados Nacionales para el Medio Ambiente (PNUMA) y el WWF en general han aplaudido a la FIFA por sus intentos sostenibles en lo que se conoce como la Copa del Mundo más verde que haya existido.

En el papel, la estrategia ambiental para Brasil es bastante impresionante -en la gran escala, dos de los estadios funcionan con energía solar, y todas las sedes de los partidos reúnen certificación de punta en Energía y Diseño Ambiental (LEED).

Además, Brasil ha logrado la aprobación de una nueva ley de gestión de residuos cuyo objetivo es regular mejor la clasificación de los residuos y los materiales reciclables que utilizan los trabajadores locales no calificados.

Por si fuera poco, el comité organizador de la Copa Mundial se ha asociado con el PNUMA para lanzar una aplicación de ‘Pasaporte Verde’ lleno de consejos sobre cómo los viajeros pueden reducir su impacto durante la Copa del Mundo, así como la venta de alimentos orgánicos en los partidos.

Lo más importante, sin embargo, es que esta es la primera Copa Mundial que se comprometió a compensar todas sus emisiones de carbono antes de que ruede el balón.

El Jefe de la Responsabilidad Social Corporativa de la FIFA, Fredrico Addiechi, explica que reducir su impacto a través de esquemas de compensación de carbono tradicionales y el uso a largo plazo de los estadios con energía solar son las prioridades en la Copa del Mundo.

“El gran impacto que tiene la Copa Mundial de la FIFA puede ser tanto positiva como negativa”, dice Addiechi. “Parte de nuestra misión va más allá de la Copa del Mundo y toca a la responsabilidad que tenemos de utilizar la popularidad de los juegos y los recursos que tenemos disponibles con el fin de contribuir a la construcción de un futuro mejor”, agregó.

La Copa del Mundo es el megaevento que puede tomarse como ejemplo mundial de prácticas sostenibles. (Foto: TV Perú).
La Copa del Mundo es el megaevento que puede tomarse como ejemplo mundial de prácticas sostenibles. (Foto: TV Perú).

 

Un sueño verde: ¿Qué tan realistas son estas afirmaciones de sostenibilidad?

El ministro de Medio Ambiente de Brasil, Izabella Teixeira, explicó en mayo que se esperaba que el evento añadiría 59 mil toneladas de carbono a la atmósfera, y el país ya se ha compensado con 115 mil toneladas a través de los créditos de carbono donados por las empresas auspiciadoras a cambio de obtener un “Sello Verde”, como patrocinadores de la Copa Mundial.

Tales palabras suenan como una gran victoria, pero cuando se toma en cuenta el viaje y el alojamiento de los atletas, el personal y el público, así como el costo de carbono de la difusión de los partidos en la televisión, Teixeira admitió que las emisiones totales se estimaron en cerca de 1,4 millones de toneladas, 23 veces más de lo calculado inicialmente.

También ha habido críticas de que los recursos de energía renovable instalados no serán de gran utilidad para la región una vez acabados los eventos. De hecho, Simon Trace, CEO de Practical Action, dijo que los dos estadios con energía solar en Brasil se producen alrededor de 2.5 megavatios, que es más energía solar que el total nacional de 11 de los 32 países en competencia.

En una declaración, dijo: “Es absurdo que haga una mayor inversión en energía renovable por un único evento deportivo que en 11 de los países que compiten en el mismo”.

Laurent Dubois, experto en política del fútbol de la Universidad de Duke en los Estados Unidos, piensa que se ha puesto demasiado énfasis en el torneo sin pensar en el largo plazo. “Tomados individualmente, muchos de los esfuerzos realizados por la FIFA son razonables y positivos. Pero en términos generales, tales esfuerzos están ahogados por la contradicción enorme entre ellos y el enfoque dominante adoptado por la FIFA”, dice.

A Dubois le gustaría ver que el país anfitrión utilizara la venta de entradas orientadas a los propios brasileños para reducir la creación de infraestructura necesaria para visitantes.

MeeGo Jones es un asesor de sostenibilidad australiano que ha trabajado en eventos como el Festival de Glastonbury en el Reino Unido y Turbas Festival Ridge. Ella trabajó en la estrategia de sostenibilidad para la Copa Mundial de la FIFA de Qatar en 2022 y mira con positivismo los esfuerzos.

Aunque siempre es difícil de crear estrategias de sostenibilidad para los eventos de esta envergadura, explica, un reto particular para este Mundial fue que Brasil fue seleccionado como país anfitrión antes que la FIFA ponga en marcha las directrices ambientales oficiales, por lo que los planes tuvieron que ser creado con carácter retroactivo. Pero estas experiencias ayudarán a prepararse mejor para las Copas Mundiales de la FIFA en Rusia y Qatar.

“El equipo que organiza el mundial Brasil 2014 va a trabajar con el equipo de 2022 para establecer algunas de las metodologías acordadas y enfoques para la gestión de la sostenibilidad”, dijo Jones.

Aun así, a pesar de que está convencida de que los megaeventos pueden hacer mucho para reducir su impacto sobre el medio ambiente, ella admite que no es cómodo con los comunicados de prensa que utilizan afirmaciones audaces como ‘CARBONO NEUTRAL’ -un término que ella cree que es demasiado vago y demasiado limitado para adaptarse a los parámetros de un mega evento-.

“El equilibrio es la clave de todo esto. El equilibrio de la demanda a corto plazo sobre los recursos a utilizar en el evento para encender las oportunidades de sostenibilidad a largo plazo”, dice Jones.

'Fuleco' es la mascota de Brasil 2014, un armadillo de tres bandas que está bajo amenaza de extinción (Foto: Planeta CNN).
‘Fuleco’ es la mascota de Brasil 2014, un armadillo de tres bandas que está bajo amenaza de extinción (Foto: Planeta CNN).

 

Una bola de diversión: Armadillo de tres bandas

Esto nos devuelve al armadillo de tres bandas en peligro de extinción, ya que se caracteriza como la mascota de la Copa Mundial, alias “Fuleco”.

Después de estar en la lista en peligro de extinción desde hace más de 12 años, el creciente interés en las especies que rodea a la Copa del Mundo finalmente ha provocado que el Gobierno de Brasil anuncie un plan de conservación oficial, que incluye la creación de dos áreas protegidas.

Enrico Bernardo, zoólogo de la Universidad Federal de Pernambuco en Brasil y co-autor del informe, espera que, a pesar de su actual silencio sobre el tema, la FIFA contribuya algo de sus ingresos estimados en la copa del Mundo, US$5.5 mil millones, en este proyecto.

“Teniendo en cuenta que son una corporación a nivel mundial, la FIFA debería replantearse lo que creen que es un verdadero legado y debería empezar a estar más cerca de los problemas reales del medio ambiente”, dijo Bernard a ABC Environment a través de correo electrónico.

En su opinión, esta inversión será más duradera a Brasil que otras iniciativas verdes de la Copa Mundial. “La Copa no ha comenzado todavía y que contará con 30 días de competición por delante. Todavía hay espacio para una acción más concreta”, señaló.

Esto no es un balón de fútbol, es un armadillo en peligro de extinción. (Foto: MTSOfan, Flickr)
Esto no es un balón de fútbol, es un armadillo en peligro de extinción. (Foto: MTSOfan, Flickr)

 

________________________________

Estadio Castelao, el primer estadio “verde” de Brasil 2014.

Anuncios

Puedes comentar aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s