#Hazla2014: Ola de voluntarios limpió dos playas en Chilca

Chilca valió la pena, el esfuerzo y tanta arena. Este año, Munay limpió Yaya Salinas y San Pedro, dos playas adyacentes en Chilca que llaman la atención por sus altas y poco amistosas olas. Estas golpeaban los peñascos con la misma fuerza que imprimió la sorpresa en el rostro de los bañistas cuando vieron llegar al ejército de 50 jóvenes de polo blanco. Los voluntarios confrontaron la teoría con la práctica o, mejor dicho, la teoría con la playa. Armados de guantes de hilo y palma de látex, rastrillos y bolsas de cuatro colores, ellos participaron en “Hazla 2014”, iniciativa organizada por L.O.O.P y Conservamos por Naturaleza en 116 playas del litoral peruano. Fueron 2,500 voluntarios quienes levantaron las manos y se pusieron de pie.

FOTO 01
Voluntarios unidos de Munay, DARS, OPROSAC y CF de Letras.

Hay dos extremos en los veraneantes, fue lo que constato Auria Paz del equipo de “Los titanes chilcanos”. Era la segunda vez que la egresada de Ingeniería Industrial limpiaba una playa con Munay. “Un señor vino con su hijito y nos ayudaron trayendo botellas de vidrio. También estaban limpiando. El otro extremo fue una señora que nos miraba y decía ´limpien, limpien´”, afirmó.

Sin embargo, al poner los pies en la arena de Yaya-Salinas, parece todo limpio. No por gusto está considerada como una playa “Saludable”, según el informe de Calidad Sanitaria publicado el 28 de febrero por la Dirección General de Salud Ambiental (DIGESA). Esta denominación AZUL es compartida por las 16 playas estacionadas en Cañete y las tres lagunas que tiene Chilca: La Milagrosa, La Encantada y La Mellicera.

Estas evaluaciones las realiza semanalmente un grupo de expertos de DIGESA en 238 playas del litoral peruano. A nivel Lima, el 73,4% de sus 109 playas tienen la categoría “Saludable”. Las otras categorías son Amarilla (regularmente saludable, 20.2%) y Roja (no saludable, 6.4%).

Realidad que contrasta con los estudios de DIGESA.
Realidad que contrasta con los estudios de DIGESA.

En el kilómetro 60 de la Panamericana Sur, se armaron 10 equipos que eligieron sus nombres y dividieron Yaya Salinas y la playa San Pedro en la misma cantidad de sectores. Emy Zamora, integrante de “Un minuto de silencio”, estableció una fórmula práctica de la generación de residuos: “A los pedazitos que encuentras y la flojera de levantarlos, multiplícalos por un millón y ahí tienes toda la basura”, ilustró.

Evelyn Luna Victoria, miembro de DARS, dando algunos consejos finales a los líderes antes de iniciar la limpieza.
Evelyn Luna Victoria, miembro de DARS, dando algunos consejos finales a los líderes antes de iniciar la limpieza.

Para recoger la basura, los voluntarios estaban provistos de guantes y cuatro bolsas: la roja para las pilas; la verde para el vidrio, la blanca para el plástico y la negra para los residuos orgánicos. La jornada comenzó a las 11 de la mañana, previas palabras de agradecimiento de Iliana Baylón, bióloga del Centro de Salud Chilca-Mala, y de Mario Conde, inspector sanitario y único representante de la Municipalidad.

Tenedores, Cuchillos, Cucharas, Pilas, Jeringas, Pañales, Lubricantes, Redes de Pesca y muchos más ítems son los que se encuentran usualmente en las playas.
Tenedores, Cuchillos, Cucharas, Pilas, Jeringas, Pañales, Lubricantes, Redes de Pesca y muchos más ítems son los que se encuentran usualmente en las playas.

Las carpas decoraban algunos sectores de Yaya Salinas. Romina Calderón, estudiante de Geografía y Medio Ambiente, conversó con los campistas y le dijeron que si ensuciaban no era intencional. Algunos le alcanzaron bolsas llenas de basura. Ella integró el equipo “Las vengadoras verdes” y se mostró contenta por ver en la práctica lo que le han enseñado sobre ecosistemas marinos. “Una cosa es ver en el aula la base teórica: que el mar está contaminado por tales agentes. Otra cosa es ir al campo y ver lo que contamina más”, afirmó.

La playa comenzó a llenarse bordeando el mediodía. Según los lugareños, los veraneantes asisten a la playa a comer. Era el momento de entregar la “Guía básica para el consumo responsable de pescado”. Junior Alca, estudiante de Literatura, fue uno de los encargados de entregarlas: “Sacarle una sonrisa a las personas al entregar las cartillas y folletos puede generar un cambio en ellas”, señaló.

Alonso Tufino, Director de Munay, haciendo la reflexión final con su equipo de limpieza.
Alonso Tufino, Director de Munay, haciendo la reflexión final con su equipo de limpieza.

“Cada temporada de verano, la Municipalidad y el Centro de Salud capacita a los quioscos en la buena manipulación de alimentos, recojo de residuos sólidos y uso del agua en la preparación de los alimentos”, dijo Mario Conde, inspector del área de Sanidad de la Municipalidad de Chilca. Se toman muestras de alimentos y de superficies inertes como las tablas de picar. “Determinamos microbiológicamente si el quiosco manipula bien los alimentos”, señaló.

Los comerciantes intentan mejorar pero la problemática ambiental en Chilca es la presencia de moscas. La mayoría compra agua de un camión cisterna pues NO tiene el saneamiento básico de agua potable y desagüe. “Ese es el detonante porque no hay dónde vaya el agua y la eliminan a campo abierto, lo que atrae las moscas”, indicó la bióloga Iliana Baylón, del Centro de Salud Chilca-Mala.

No deberíamos ensuciar los espacios de recreación de muchas familias.
No deberíamos ensuciar los espacios de recreación de muchas familias.

El camión de la basura recorre las playas de Chilca seis veces por semana, por horario de verano. Los lunes, miércoles y sábado recogen en las mañanas y los martes, jueves y viernes en la tarde. Levantan dos toneladas diarias aproximadamente. “Se intenta que el camión de basura venga lo más seguido posible. Si no le pedimos que tengan el tacho, la bolsa y la tapa, no disponen bien los residuos, lo dejan a la intemperie y atraen las moscas”, recalcó Baylón.

Hernán Tello, Director de Investigación, sostiene la pizarra junto a su equipo llamado Los Hambrientos.
Mucha diversión. El equipo “Los Hambrientos” y el mensaje que dejaron en Chilca.

En el equipo “Las malaguas de Chilca” estuvo la voluntaria de OPROSAC Claudia Concha Vásquez, quien también entregó cartillas y se sorprendió al ver la indiferencia que tenían los más chicos al tema. “La gente mayor parece más consciente de la idea. Con los chicos que conversé lo tomaron a broma. Yo pensé que el resultado iba a ser diferente porque en los colegios incentivan a mantener las playas limpias, pero fue al contrario. La gente mayor está más interesada que los jóvenes”, observó la estudiante de Letras.

Por eso algunos padres llevaron a sus hijos de la mano y ayudaron en la recolección. Fue lo que vio Estela Thalía, integrante de “Las Gaviotas” quien buscaba generar conciencia acerca de no botar basura en un lugar que es para divertirse, como la playa. “Hubo una familia que se acercó y empezaron a recoger lo que habían botado con una bolsa. Me sentí demasiado alegre porque ellos tomaron la iniciativa al ver que estábamos recogiendo. No sé si por incomodidad o si ya estaban tomando conciencia, pero me sentí demasiado alegre”, nos contó.

Hernán Tello, Director de Investigación, ante su víctima.
Hernán Tello, Director de Investigación, ante su víctima.

El recojo iba llegando a su fin a las 12 y 15 pm. La bióloga Iliana Baylón seguía comentando que “algunos veraneantes entierran la basura en la arena, o de flojero la dejan donde está. Se estuvo trabajando desde el año pasado sensibilizando al veraneante con la entrega de cartillas. Campañas como Hazla… ayudan mucho. Es un trabajo lento”, indicó.

Brunella Izú, estudiante de Historia, hizo una interesante observación. Su campo de interés está en cómo “las cosas que consumimos dicen algo de nosotros”. Ella integró el equipo de “Las gaviotas” y piensa que además de concientizar a los bañistas también hay que darles opciones. “Acá en la playa de Chilca, si bien podemos decirle ´ten cuidado con lo que botas´ casi no hay tachos cercanos donde está la gente. Todos los baños son de restaurante, si los restaurantes cierran, ¿a cuál baño va la gente? No solo hay que limpiar la playa, sino también evitar que la ensucien”, concluyó.

Al final se recolectaron 147.88 kilogramos de basura. Las botellas de plástico y las pilas se trajeron al punto de acopio de la PUCP para ser donadas a diferentes entidades.

#HazlaPorTuPlaya tú también.
#HazlaPorTuPlaya tú también.

Los voluntarios aprendieron que los deshechos que parecen insignificantes contaminan demasiado cuando se juntan; y que la mano del hombre ensucia mucho, pero que con trabajo en equipo se puede contrarrestar. Era el mediodía de un sábado cualquiera y ya habían colaborado mucho con una playa que hacían suya mientras la limpiaban, quizás pensando en la salud de otras familias. Si las autoridades no la limpian satisfactoriamente, uno también puede limpiar la playa o evitar ensuciarla. Todos quedaron llenos de arena, pero contentos de dejar las playas de Chilca más limpia de lo que la encontraron. Los voluntarios trajeron una nueva brisa llena de sorpresa y se fueron envueltos en la ola blanca del cambio de una mañana cualquiera, esperando más olas que vengan detrás de ellos.

¡Los voluntarios munayeros!
¡Los voluntarios munayeros!

+++++++++++++

EL DATO

-La Central de Salud Chilca-Mala recomienda no llevar animales a la playa porque sus heces y orina contaminan la arena.

-Las playas deberían contar con un médico, una enfermera y un técnico. En Chilca no hay presupuesto para ello.

-La Municipalidad ha anunciado que utilizarán estíqueres con la denominación “Quiosco saludable” para incentivar y concientizar a los comerciantes.

-En los Índices de calidad ambiental de DIGESA se califican tres cosas: 1) Análisis microbiológico: verifican presencia de termotolerantes; 2) Control de calidad de limpieza: por los residuos o montículos que existen; y 3) Presencia de servicios higiénicos.

-El bloque PUCP  de limpieza estuvo organizado por DARS y Clima de Cambios.

ACTUALIZACIÓN

-Según cifras oficiales, se logró recolectar 20 toneladas en 11 regiones del país.

-La limpieza no solo fue en las 116 playas mencionadas, también fueron limpiados cuatro ríos, una laguna y un humedal. En total, 123 lugares naturales.

Anuncios

Puedes comentar aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s