Contaminación industrial: el principal problema del río Rímac

Imagen: Internet
Imagen: Internet

Las ciudades crecen y la economía con ellas. Actualmente, Lima sobrepasa los 8 millones de habitantes. Ocho millones que necesitan agua y tienen derecho a ella. Esta necesidad es razón suficiente para que el último estudio realizado por la Coordinación por la Inversión y Trabajo (CITPerú) sobre la opinión del agua y medioambiente mostrara que “9 de cada 10 personas están muy preocupadas por la contaminación de río Rimac”.

La preocupación de los habitantes de Lima tiene fundamentos. El río Rimac es la principal fuente de abastecimiento para nuestra ciudad, y no sólo son los residuos sólidos y las aguas hervidas que caen por tubos artesanales de las casas a riberas del río los que contaminan el agua. El mayor contaminante de las aguas del ‘río hablador’ son los vertimientos por aguas residuales industriales (60%), según la Autoridad Nacional del Agua (ANA). Son 28 vertimientos que generan que diferentes químicos y metales pesados se mezclen en el recorrido del río al atravesar Lima.

Es increíble pensar que los 145 km del río Rimac nacen a 4.699 msnm en una laguna llamada Ticticoha, ubicada en Ticlio. Aquella laguna que simula un espejo del cielo desciende para convertirse en uno de los ríos más contaminados de la región. A pocos kilómetros, en la cuenca alta, los relaves mineros contaminan nuestro mayor abastecimiento del líquido fundamental.

Los procesos industriales que se manejan en diferentes rubros, tienen como objetivo trabajar con materias primas que serán modificadas con metales o químicos que deberían ser tratados para que no generen contaminación. Sin embargo, estudios muestran que ello no se trabaja del todo.

Sumemos a ello que la cuenca del río Rímac también cuenta con quebradas que las alimentan como Huaycoloro. Esta quebrada es la que aporta mayor contaminación al desembocar cerca de la carretera Ramiro Prialé. Los motivos son los mismos que se presentan en la cuenca alta del Rímac.

Tanto las grandes industrias como otras que son ilegales o clandestinas no cumplen con los valores máximos admisibles (VMA) de ciertos químicos y metales. El Instituto Nacional de Estadística Informática (INEI) registra la contaminación concentrada en hierro (2,4500 miligramos por litro), aluminio (0,0360), plomo (0,0024) y cadmio (1,8940) en el río Rímac hasta Febrero del 2012.

Estas cifras han reducido hasta en 60% desde el año 2011, lo cual es un avance en las medidas y gestiones que se vienen realizando. Medidas como las que actualmente han planteado la Ana y el Concejo de Lima con “Huaycoloro limpio: Industria rentable y responsable” para  difundir las buenas prácticas ambientales en los principales actores: industrias y empresas. Así como la medida tomada por Sedapal, en donde las instituciones que superen los parámetros de VMA pagarán una multa de hasta 20 veces más por el servicio de alcantarillado a partir del 5 de setiembre.

Sin embargo, debemos preguntarnos: ¿Es suficiente?

Rimac 002
Aguas residuales vertidas en río Rímac, a la altura de Chosica. Foto: Rossi Yupanqui

No sólo es el Estado y las entidades quienes deben tomar cartas en el asunto. Desde nuestros hogares podemos fomentar cuidar el agua que, finalmente, es de nuestro consumo. Los residuos industriales sólo es parte del problema. Pero la solución la podemos tener todos.

Si bien el agua es un derecho, también es parte de nuestro deber cuidarla. Lo primero es informarnos y saber de dónde proviene el agua con la que lavas tus alimentos y con la que te duchas. Recuerda que existe un tratamiento del agua para que la puedas consumir. Recuerda también que mientras más contaminada esté el agua, mayor es el trabajo de tratamiento y por ende, mayor es el costo.

Medidas como no verter aceite al lavadero de la cocina son acciones que ponen un grano de arena al cuidado del agua. Voluntariados para la limpieza y siempre estar informados sobre la contaminación que provocan las industrias es algo que podemos hacer desde nuestros hogares. Pero lo más importante es no ser ajenos a un problema que nos afecta a todos.

+++++++++++++++

Compartimos un video acerca de la contaminación en la playa Costa Azul, en Ventanilla. El problema no es la basura, sino la indiferencia.

Anuncios

Puedes comentar aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s