La PUCP como ecosistema

Foto: Archivo Munay

Cada vez hay más alumnos en Pando. Ciclo a ciclo, el número de estudiantes aumenta y lo notamos en las cafeterías, en la biblioteca o al caminar por el Tontódromo. Habría que preguntarse si somos acaso los únicos seres vivos que poblamos el Campus.

La flora y fauna de la universidad, llámese ardillas, venados, aves y diversos tipos de plantas conviven con nosotros en una relación de interdependencia. Los alumnos, profesores y trabajadores de la PUCP conformamos lo que Víctor García Hoz, Doctor en Pedagogía, denomina “Paidocenosis” (paido=educación + cenosis=comunidad).

La comunidad universitaria es parte de un ecosistema social y la Biocenosis se convierte en Paidocenosis porque está dotada de una intención educativa. Tenemos las armas para convivir a conciencia con nuestro ecosistema social y Munay quiere colaborar en desarrollarlas.

Manuel Rico, en “La escuela como ecosistema” (2002), traslada los términos de la biología a la educación para un mejor entendimiento. Así, tenemos:

BIOCENOSIS. Conjunto de seres vivos vegetales y animales que integran un ecosistema en un determinado entorno físico o biotopo.

BIOTOPO. Escenario donde se desarrolla la vida, o conjunto de factores físicos no vivos que se relacionan unos con otros y que dan lugar a un ecosistema en un espacio natural concreto. Estos factores con el clima, la luz, el suelo…

ECOSISTEMA. Conjunto de relaciones que se establecen entre los seres vivos (biocenosis) y el lugar donde habitan (biotopo). Cada ecosistema representa una unidad básica de la naturaleza.”

Fotos: Melissa Ingaruca 

Una mirada ecológica del Campus diría que los seres vivos (biocenosis) nos desenvolvemos en un escenario (biotopo) y formamos con la flora y la fauna un “conjunto dinámico de interacciones e interdependencias”.

Estudiar en un campus extenso y variado como el de la PUCP exige gran responsabilidad y conciencia si tomamos en cuenta que es un mini-ensayo de cómo nos desenvolveremos fuera de él. Quizás y somos muchos los que usamos las instalaciones y áreas libres del Campus sin darnos cuenta del impacto que tenemos.

¿Podemos seguir usando el campus sin conocerlo? Sí. Pero el Equipo Munay considera que primero hay que informarse para luego decidir por nosotros mismos si cuidarlo o no, además de recordarnos que cada uno de nuestros pasos afecta a un ecosistema universitario que se autosostiene.

____________________________

Compartimos nuestro primer video: “La PUCP como ecosistema”.

Anuncios

Puedes comentar aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s