Foto: El Comercio

Foto: El Comercio

El tiempo muchas veces nos da la espalda. La premura, el tiempo y el transporte público son combinaciones explosivas que pueden desencadenar un estrés diario, latente y difícil de remediar.

El cruce de la avenida Tomás Marsano con la avenida Caminos del Inca es un hervidero de personas acaloradas por el estrés.  A las 7 am la explosión en esta zona de Lima Sur comienza. El caos que genera el tráfico, el smog generado por vehículos destartalados y en mala condición, la gran cantidad de personas que se acumulan en este paradero reducido es una combinación ideal para ser considerado como uno de los estresores que acompañan nuestro día.

El sistema de transporte público en Lima es variado y en esta esquina de Surco tenemos un panorama extenso de ello. Buses, micros, combis, taxis, colectivos y los automóviles particulares son algunos de los medios en los que las personas luchan por transportarse.

Según datos del 2013 de la web Trabajando.com el 78% de los peruanos va al trabajo en algún sistema de transporte público. Según la última encuesta realizada en el año 2012 por el Observatorio Ciudadano Lima Cómo Vamos el 40% de los encuestados respondió que el medio principal para movilizarse dentro de Lima para ir al trabajo, oficina o centro de estudio es la combi o couster.

Abordar una couster en esta esquina no es un trabajo sencillo. Si tomamos en cuenta que el tiempo de llegada de este transporte en hora punta es sumamente lento, ya que el tráfico generado en el puente Atocongo hace más difícil el encuentro del vehículo deseado.

Después de esperar alrededor de 10 a 20 minutos, con suerte, divisamos la couster que nos llevará a nuestro destino. La segunda lucha comienza. Si la vemos a lo lejos debemos de correr hacia esta, dejar atrás a los demás individuos, poner con rapidez el pie en el primer escalón y esa acción significará la suerte de llegar a tiempo y encontrar un minúsculo espacio dentro de la couster.

El recorrido que realizará nuestra couster tiene como destino el cruce la avenida La Marina con la avenida Universitaria. Con suerte nuestro vehículo realizará un rápido recorrido por la avenida Caminos del Inca, parando en cada esquina, en cada paradero informal que se presente o cuando alguno de nuestros similares requiera bajar y finalizar la tortura de este viaje.

Es hora punta, los asientos están copados, solo nos queda encontrar un lugar dentro de los 60  centímetros que tiene el pasadizo del vehículo. Recorremos la avenida Benavides con facilidad hasta llegar al cruce con la avenida Velasco Astete y es en donde nos atascamos 20 minutos.

Amontonados como paquetes rozamos cuerpos extraños, desconocidos, la lentitud del viaje nos atormenta. Como señala el libro “Environmental Psychology: Principles and Practice”, en contextos de embotellamientos, las personas pierden de manera significativa su habilidad para controlar las situaciones, y eso genera incertidumbre. Por otro lado, el ruido del tráfico, afecta la percepción del contexto físico, haciendo que el campo de percepción se achique, lo que propicia que se pierda información periférica (Gifford, 2002).

Nos encontramos en un espacio reducido y la única situación que deseamos controlar es la de encontrar un asiento. Estamos alertas ante cualquier movimiento y todos se abalanzan ante la inesperada desocupación de un espacio, que lamentablemente no será para ti si es que no estás alerta. Es una lucha constante.

El tiempo sigue corriendo y nuestro destino no se trasladará, nosotros debemos hacerlo. El transporte público es reconocido como una situación molesta que genera mal humor, desesperación, impuntualidad y nerviosismo, entre otros efectos (Landa & Vladez, 2002).

Las personas dentro de esta couster se desesperan. Un señor comienza a gritar “avance pues, no se quede ahí que voy a llegar tarde al trabajo”. Diversos estudios coinciden en que una de las razones más importantes por las cuales este sistema genera molestia es porque impide que las personas lleguen a tiempo a sus destinos.

Nuestro camino no será distinto al que hemos hecho hasta ahora. Logramos recorrer toda la avenida Benavides, llegamos a Miraflores pero el tiempo transcurrido hasta ahora es de 35 minutos. Estamos a mitad de camino, algunos asientos se desocupan y tenemos la suerte de descansar en ellos después de un vaivén de empujones.

Al llegar a la avenida Javier Prado Oeste el panorama es similar. Un atolladero impresionante pero por suerte nuestro tramo en esta indeseable avenida es corto; tardamos alrededor de 15 minutos y lo dejamos atrás.

Hemos tardado mucho más del tiempo necesario en recorrer nuestro camino. Al llegar a nuestro destino habrá transcurrido 1 hora con 15 minutos y el sistema para afrontar la pérdida de tiempo variará en cada persona. En el caso del tráfico, se encontró que las personas afrontan esta situación agrediendo a otros, saliendo más temprano o planeando bien las salidas. Lo cual es similar a la manera de lidiar con el transporte público donde las personas terminan resignándose, agrediendo verbalmente a los demás (Landa & Vladez, 2002) y/o levantándose más temprano (Landa & Vladez, 2002; IOP, 2010).

Todas las personas tenemos derecho a vivir en un ambiente saludable y libre de estrés, como lo señala el artículo 2º inciso 22 de la Constitución Política del Perú establece que toda persona tiene derecho a gozar de un ambiente equilibrado y adecuado al desarrollo de su vida.

El estrés causado por la pérdida del  tiempo en el transporte público va en contra de nuestro derecho. Hace falta una reformulación en el sistema de transporte público para que nuestro tiempo no se malgaste y nuestra dicha no se supedite al momento de bajar y dejar atrás los medios de transporte público.

__________________________________

Compartimos un reportaje sobre el transporte público de Panorama.

About these ads

Un comentario »

  1. Interesante reportaje. Estos son los temas q le deben interesar a las personas serias y con proyeccion social. La pte. publicacion tambien toca otro temas de interes social politico,q son relevantes: economia,derechos constitucionales,idiosincracia popular,sistema vial,etc. Es buena idea enviar x e mail. Gracias y buena suerte.

Puedes comentar aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s